Preguntas frecuentes sobre el Trastorno Bipolar

Son un grupo de desórdenes psiquiátricos que afectan la regulación del ánimo, el humor, el sueño y otros ritmos biológicos provocando detrimento significativo en las capacidades sociales y laborales de la persona afectada.

Los Trastornos Bipolares (TB) son enfermedades de base genética, es decir enfermedades en las cuales se hereda, a través de los genes, una predisposición a presentarlas. Esto quiere decir que los TB no son consecuencia de algún tipo de trauma infantil o que están relacionados con la crianza que uno recibe.

El humor, el ánimo y el sueño son alguno de los mecanismos con los que nuestro organismo afronta situaciones de estres o se adaptan a situaciones cambiantes de la vida diaria. Por ejemplo el ánimo (que es la energía con la que uno cuenta para iniciar una acción), el humor (que es el modo con el que valoramos nuestro entorno y situación personal) y el ciclo de sueño vigilia, están sincronizados con las estaciones del año. Las personas que sufren de TB presentan fallas en la regulación de estos mecanismos y por consecuencia cuando deben afrontar situaciones de cambio y/o estres presentan respuestas alteradas. A veces se presentan como una notable inestabilidad, otras por episodios en donde predomina un incremento o decremento de estos mecanismo de regulación. Éstos son los que llamamos episodios de depresión, manía o mixtos.

Los trastornos bipolares se presentan de persona a persona de manera muy diferente (son heterogéneos). Por esto no es posible definir una característica que defina a todas las personas que los padecen. La característica esencial y de base es la inestabilidad patológica del ánimo, dentro de ella hay personas en donde predomina la euforia, otras donde predomina la depresión, otras que presentan claros altibajos, otros que presentan temperamentos muy definidos hacia ambos polos del ánimo en el que se intercalan episodios de polos opuestos, etc.

Informarse y asegurarse de buscar tratamiento con profesionales que tengan un entrenamiento adecuado para tratar estas patologías. En nuestro país, como en muchos otros, hay guías consensuadas de tratamiento y las mismas ofrecen un marco racional y predecible de tratamiento.

Vaya a nuestra sección de Información para Usuarios para conocer más sobre los trastornos bipolares

No necesariamente. Aunque no se conocen con precisión cuáles son los genes involucrados en los trastornos bipolares, una serie de estudios ha demostrado que la herencia es genética. Lo que quiere decir que su descendencia tendrá una probabilidad más alta de padecerlos. Esta misma situación se da con las enfermedades más comunes que padecemos los seres humanos: la hipertensión, la diabetes, los desórdenes endócrinos o algunos tipos de cancer, por ejemplo que se heredan de la misma manera que los Trastornos bipolares.

Sí, los trastornos bipolares son enfermedades de base genética, esto quiere decir que ciertos genes están involucrados en los mismos. Esto implica también que se puede heredar estos trastornos. Sin embargo, lo que se hereda es una predisposición a padecerlos, no quiere decir que una persona que es familiar de otra que padezca trastorno bipolar, va a padecerla necesariamente. Es el mismo tipo de herencia que se observa en la hipertesión arterial o la diabetes.

No. Los trastornos bipolares son enfermedades de origen genético y se requiere contar con esta predisposición para padecerlos. Sin embargo, como regla general, los traumas de la infancia pueden actuar como factores estresantes que aumenten la vulnerabilidad a padecer múltiples problemas de salud.

Sí, los trastornos bipolares son enfermedades frecuentes, al punto que se calcula que aproximadamente el 3% de la población sufrirá alguno de estos trastornos a lo largo de la vida.

Cualquier persona puede padecer trastorno bipolar, sin importar raza, cultura, educación o nivel económico.

No. Del mismo modo que muchas otras enfermedades crónicas como la diabetes o la hipertensión, los trastornos bipolares no pueden ser erradicados por completo. Sin embargo, con el tratamiento muchas veces puede controlarse sus síntomas al punto de poder llevar una vida plena.

No, lejos de esto, los trastornos bipolares son las enfermedades psiquiátricas más antiguamente descriptas. Hay descripciones de los trastornos bipolares en casi todas civilizaciones que han podido dejar registro. La definición moderna fue hecha por Arateo de Capadoccia, el mismo médico que describió la diabetes, en el siglo I después de Cristo.

Sí. A pesar de que el trastorno bipolar requiere un tratamiento continuo, el mismo implica la posibilidad de llevar una vida plena, tanto a nivel social como familiar. De hecho hay ejemplos públicos de personas de la cultura, la política, la ciencia y el deporte que han llegado a lograr elevados niveles de su desarrollo personal padeciendo estas enfermedades.